El busto de Nefertiti, 100 años de mentiras

Nefertiti

Sus facciones elegantes y cinceladas se alzan orgullosas y altivas en un cuello de cisne: ha estado sonriendo serenamente durante 3.400 años. Al menos eso ha sido durante mucho tiempo la creencia popular y científica que atrae a medio millón de turistas a verla en Berlín todos los años.

Pero ahora la duda se ha lanzado sobre la autenticidad del busto en piedra caliza y yeso pintado de la  reina egipcia de la 18 ª dinastía, Nefertiti según dos autores que afirman que es una falsificación.

Según un historiador de arte suizo, el busto es de menos de 100 años de antigüedad. Henri Stierlin ha dicho que el trabajo impresionante y que actualmente es la joya de la renacida Neues Museum de la ciudad, en realidad fue creada por un artista encargado por Ludwig Borchardt, el arqueólogo alemán acreditado con la excavación de Nefertiti fuera de las arenas del antiguo asentamiento de Amarna, a 90 kilómetros al sur de El Cairo, en 1912.

En su libro, Le Buste de Nefertiti – une impostura de l’Egyptologie? (El busto de Nefertiti – un fraude de la Egiptología?), Stierlin ha afirmado que el busto fue creado para probar pigmentos antiguos pictóricos utilizados por los egipcios. Pero después de que fuera admirada por un príncipe prusiano, Johann Georg, quien fue seducido por la belleza de Nefertiti, Borchardt, dijo Stierlin, “no tuvo el descaro de hacer que su invitado pareciera un estúpido” y fingió que era genuino.

En Berlín, el autor e historiador Edrogan Ercivan afirma también esta idea en su libro Missing Link en Arqueología, publicado la semana pasada, en la que también ha llamado al busto de  Nefertiti una falsificación, modelada por un artista a semejanza de la esposa de Borchardt.

El entusiasmo público y político sobre el hallazgo en su momento llevó a Borchardt a mantenerlo fuera de la vista del público hasta 1924, según han han argumentado los autores.

Lo guardó en su sala de estar durante 11 años antes de entregárselo a un museo de Berlín, y desde entonces ha sido una de las principales atracciones turísticas de la ciudad.

La estatua fue famosa y admirada por Adolf Hitler, quien se refirió a ella como “una obra maestra única, un adorno, un verdadero tesoro”.

Pruebas radiológicas recientes llevadas a cabo en la estatua por el hospital Charité de Berlín, supuestamente demostraron que el busto de hecho tiene más de 3.000 años de antigüedad. Las pruebas revelaron una cara oculta tallada en piedra caliza en el núcleo de la estatua. Pero Stierlin ha argumentado que si bien es posible que la fecha del carbono de los pigmentos, que parecen ser antiguos egipcios, sea la correcta, es imposible fechar con precisión el busto, ya que está hecho de piedra recubierta de yeso.

Otros aspectos del hallazgo en los que se han basado para apoyar su teoría, son el hecho de que el busto no tiene el ojo izquierdo, hecho que los antiguos egipcios habrían considerado una falta de respeto hacia su muy querida reina, y que los primeros informes científicos sobre el descubrimiento no fueran escritos hasta 11 años después del mismo.

Las notas en el diario de Borchardt siguen siendo la principal prueba por escrito del hallazgo. Escribió: “De repente tuvimos en nuestras manos la obra de arte egipcio más vivo… No se puede describir con palabras… Hay que verlo…”

Pero Dietrich Wildung, el director del Museo Egipcio de Berlín, donde se encuentra actualmente Nefertiti, ha rechazado con fiereza las acusaciones como un intento de explotar la popularidad del busto. “Una mujer hermosa y un presunto escándalo”, dijo. “Eso siempre vende.”

Dijo que las acusaciones pueden ser fácilmente desacreditadas por las detalladas tomografías y análisis de materiales que se han llevado a cabo en Nefertiti.

En octubre, el busto debe a ser trasladado de nuevo en el Neues Museum, que ha sido reconstruido de sus restos desgarrados por la guerra por el arquitecto británico David Chipperfield, y donde Nefertiti fue exhibida durante 70 años. Ahora seguirá manteniendo su presencia en una larga galería en la cúpula norte, donde será establecida en un pedestal especialmente construido para ella.

Durante décadas Alemania ha rechazado las repetidas peticiones de Egipto para su regreso.

http://www.theguardian.com/artanddesign/2009/may/07/nefertiti-bust-berlin-egypt-authenticity


Warning: A non-numeric value encountered in /homepages/11/d353199042/htdocs/htdochis/wp-content/themes/HistoriaAF_3/includes/wp_booster/td_block.php on line 997