El matriarcado Wolof (Senegal): un reinado matrilineal convertido en patrilineal por la islamización.

Los Wolof son un pueblo que vive en Senegal, donde representan a casi la mitad de la población (43,3%), ocupan el tercer lugar en Gambia con un 16% de la población y constituyen alrededor del 9% de la población mauritana. También están presentes en Malí, en Europa y en América del Norte, donde la diáspora senegalesa está bien establecida. Su lenguaje es el wolof. Son casi todos musulmanes.

Femme Wolof

Una sociedad totémica matrilineal

La sociedad wolof es de tipo patrilineal, después de su islamización, la cual fue antes matrilineal. El parentesco está definido por las familias patrilineales y matrilineales. Existen también algunos grupos cristianos. Aúnque de religión tradicional, dice Ceddo, los wolof practican el totemismo, el matriarcado, el homenaje a los antepasados, así como otros elementos de la religión africana que reconocen también a un Dios único y creador.

Una sociedad matrilineal de castas

Los Wolof adoptaron un sistema jerárquico basado en la ascendencia matrilineal, combinado con los principios de la ley islámica desde principios del siglo XX. La sociedad Wolof está organizada en castas (familias principescas, nobles, campesinos, herreros, tejedores, carpinteros, trabajadores del cuero, griots). Se compone de tres estratos jerárquicos: la clase alta (también denominada clase de hombres libres), la clase intermedia de con especialización hereditaria y la clase baja de los esclavos. Las clases de edad desempeñaban un papel importante en la estructura social, cada clase tenía sus ritos de iniciación y sus prohibiciones. En la familia Wolof, el respeto a los mayores y a los más ancianos era en sí primordial.

Un doble filiación, espiritual (matrilineal) y social (patrilineal).

Existen dos ramas familiares, la paternal llamada Guegno y la maternal Meen. Para los Wolof, si se es del linaje Guegno, se hereda el apelido Sant, vinculado a un animal totémico y de la condición social (Casta), si se es de linaje Meen, un recibe el carácter Jiko, la sangre Deret, la carne Soox, y la mente Xel. Los poderes místicos dëmm son transmitidos por la madre. Con el Islam el papel del hombre en la sociedad se vuelve más importante. Antes la mujer tenía más poder de decisión. Pero hoy entre los Wolof, como en muchas sociedades africanas, la mujer es igualmente respetada y honorada y el Islam que ellos practican es un Islam libre.

Los derechos Wolof

Uno de los antiguos reinos de la desintegración del imperio Wolof en Djolof en el siglo XVI, el reino de Walo se encontraba al norte de Senegal y al sur de Mauritania y ocupó una posición estratégica entre el mundo árabe-bereber y la África negra. Su capital fue Njurbel situada al sur de la actual Mauritania. El rey de Waalo llevaba el título de brak. En Waalo el brak era elegido por el ak seb baor, representando la asamblea de los grandes electores, el diogomayqui es el maestro de las aguas, el diawoudine el maestro de la tierra, gobernador de los Kangame jefes de provincias, y el Maalo el tesorero del reino. El brak era elegido entre las tres dinastías del reino, debía de pertenecer al linaje materno Meen, y a uno de los tres linajes. El heredero era elegido entre los hijos de las hermanas del brak y no entre los hijos del brak. La sociedad de Waalo era matrilineal. Las familias: Diaw, Wade, Mbodji, Ndiaye Ndiouck, Diop constituían los clanes más poderosos de Waalo todos de origen Wolof.

Las madres y hermanas del Rey

Linguere (también: Linger o lingeer) fue el título dado a la madre o la hermana del soberano en los reinos Serer de Sine, Saloum y antes el Reino de Baol; y los reinos Wolof de Cayor, Djolof, Baol y Waalo en la antigua Senegal. La palabra “lingeer” significa “reina” o “princesa” en los idiomas Serere y Wolof. El título Linguere por lo general era dado a la madre o la hermana del rey, y en ocasiones a la primera esposa del soberano (Linguere-Awo), el título también puede significar una princesa real.

En el reino Wolof de Waalo, la Linguere Ndoye Demba fue considerada la matriarca del clan materno Diouss. En el reino de Serere de Sine, ella fue la abuela Fatim Beye (muchas variantes: F-tim Beye Beye o Fatimata) que fue considerada la matriarca de esta dinastía materna. En lenguaje Serere, la palabra “Fa-tim” significa “clan de la madre.” El nombre Beye es también uno de los muchos clanes maternos de los Serer.

La Linguere Ndaté Mbodj Yalla – o Yalla o Ndete – (1810-1860) fue la última gran reina de Waalo, un reino situado en el noroeste de la actual Senegal. Fue una heroína de la resistencia a la colonización francesa en África Occidental del siglo XIX. Ella fue la madre de León Sidya Diop – o Sidya Ndaté Yalla Diop – que a su vez se convirtió en uno de los mayores resistentes a la colonización de Senegal.

“Hoy hemos sido invadidos por los conquistadores. Nuestro ejército ha sido derrotado. Los tiédos de Walo, aunque valientes guerreros que son, han caído casi todos bajo las balas del enemigo. El invasor es más fuerte que nosotros, lo sé, pero debemos abandonar a Walo en  manos extranjeras?

Fuentes: matricien.org

1 Comentario

  1. ¿Por qué sería una sociedad matriarcal? Por lo que me enseñaron, no se conocen sociedades matriarcales, y matrilinealidad no necesariamente es lo mismo que matriarcado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here