La carta Kurukan Fuga y la carta de mande: La primera declaración de los derechos humanos es africana

kurukan Fuga
La gran puerta que simboliza la entrada al lugar de la carta de Kurukan Fuga. En cada lado está representado maani, que significa el ser humano en la cosmogonía bambara y mandinga.

La carta Kurukan Fuga, Carta Constitucional del Imperio de Malí

En este entrada descubrimos la declaración de Kurukan Fuga o la Carta de Mande. Ésta es la primera declaración de los derechos humanos, declarada el año 1236 en Kurukan. La carta Kurukan Fuga es un conjunto de decisiones y recomendaciones tomadas por la asamblea de los Aliados que Sundiata Keita, emperador de Malí, convocó después de la victoria de Kirina contra las fuerzas de Soumaoro Kante en el año 1236. Constituiyó la ley fundamental que sirvió de base para el imperio creado por Sundiata Keita.

No fue hasta 1998, casi ocho siglos después, cuando se redescubrió… casi por accidente. Tradicionalistas mandingas y comunicadores modernos de Burkina Faso, Guinea, Malí y Senegal, reunidos en un seminario, trabajaron para la protección del patrimonio oral africano. Durante una noche, los griots de la ciudad de Kankan (Guinea) recitaban los elogios de Sundiata Keita. Los comunicadores modernos no se equivocaban: los maestros de la palabra declaraban las leyes estatales aprobadas por el emperador de Malí y sus compañeros durante la asamblea de Kurukan Fuga.

Estos “djélis”, partidarios de la tradición oral, jurados, declaraban uno tras otro todo lo que sabían, ignorando lo que el siguiente iba a decir después. Un total de 44 artículos fueron expuestos de esa manera. Se restauró la gran cadena de la oralidad.
Si algunos artículos nos parecen hoy totalmente obsoletos (a pesar de casi 800 años), otros resuenan extrañamente a la luz de la actualidad: “Toda persona tiene derecho a la vida y a la preservación de la integridad física “,” la vanidad es un signo de debilidad y la humildad es el signo de la grandeza “,” Nunca causes daño a los extranjeros “…

Debido a esta tradición oral, la Carta del Mandén, proclamada en Kurukan Fuga, fue inscrita en la Lista representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco en 2009.2
Pone como principio el respeto por la vida humana, la libertad individual y la solidaridad. Afirma la oposición total al sistema de esclavitud que se había vuelto corriente en África occidental. La abolición de dicho sistema fue uno de los logros más importantes de Sundiata Keita y del Imperio de Malí.

El Código, que incluye 44 leyes, gira en torno a cuatro puntos básicos:
— El respeto a los derechos de la persona humana
— La prevención de los conflictos
— La igualdad entre los sexos
— La defensa del medio ambiente.

En este sentido, y para una mejor comprensión, cabe desarrollar aquí algunos enunciados de la Carta vinculados a estos cuatro puntos:

Artículo 5: “Cada cual tiene derecho a la vida y a la preservación de su integridad física. En consecuencia, toda tentativa de arrebatar la vida al prójimo será castigada con la pena de muerte”.

Artículo 7: “Quedan instituidas entre los Mandingos la sanankuya (parentesco de bromas) y latanamannyonya (pacto de sangre), en consecuencia, ninguna diferencia entre los grupos establecidos debe degenerar, el respeto del otro es la regla”.

Artículo 14: “No ofendáis nunca a las mujeres, nuestras madres”.

Artículo 16: “Las mujeres, además de sus ocupaciones cotidianas, deben participar en todas las tareas de gobierno”.

Artículo 37: “Fakombé es designado jefe de los cazadores”.
Fakombé, ancestro mítico de los cazadores, cofradía de la que salen todos los reyes del Mandingo, incluido el propio Sunyata, es pues declarado divinidad tutelar encargada del campo: “el campo es nuestro bien más preciado, cada uno está obligado a protegerlo con vistas a la felicidad de todos”.

Artículo 38: “Antes de hacer fuego en el campo, no mires hacia el suelo, levanta la cabeza hacia la copa de los árboles para ver si llevan frutos o flores”.

Importantes consideraciones que junto a otras treinta y ocho conforman el espíritu y la letra de esta Carta Constitucional del Imperio de Malí La carta de Kurukan Fuga ocupa un lugar relevante entre las obras orales africanas no por su extensión sino por su influencia en tanto que expresión del pensamiento africano, de la sabiduría de los antiguos. Comparte ya rango entre los códigos y otras constituciones que han expresado con fuerza los derechos humanos y los principios democráticos… La carta es un documento mayor. Para no haber sido una ley escrita, no por ello ha marcado menos la vida de las poblaciones del Imperio de Malí. Muchas de sus leyes se han convertido, debido a su uso, en costumbres, en imperativos que informan las actitudes de las gentes del pueblo.

 

Carta de Mande, el juramento de los cazadores, la primera declaración de los derechos humanos.

El Juramento de los Cazadores, texto oral muy anterior a la Carta de Kurukan Fuga, entre otras cosas, dice:

El Mande se basa en el entendimiento y la armonía, el amor, la libertad y la fraternidad. Esto significa que no puede haber ningún tipo de discriminación racial o étnica en Mande. Este fue uno de los objetivos de nuestra lucha. Por lo tanto, los niños de Sanéné y Kontron hicieron, a las doce partes del mundo, y en nombre de todo el Mande, la siguiente proclamación:

Los niños de Sanéné y Kontron declaran:
Toda vida humana es una vida.
Es cierto que una vida parece existir antes que otra vida
Pero la vida no es “más antigua”
Más respetable que la otra vida
Al igual que una vida no es mejor que otra vida.

Los niños de Sanéné y Kontron y declaran:
Toda vida es una vida
Cualquier daño a una vida requiere reparación.
Por lo tanto,
Que nadie se la quite a su vecino,
Que nadie dañe a su prójimo,
Que nadie torture a sus semejantes.

Los niños de Sanéné y Kontron declaran:
Que cada uno cuide a su vecino,
Que cada uno adore a sus padres,
Que cada uno adore a sus hijos
Que cada uno ofrezca las necesidades
a los miembros de su familia.

Los niños de Sanéné y Kontron declaran:
Que cada uno cuide la tierra de sus padres.
Para la patria, país o tierra de sus padres,
Significa también, y sobre todos los hombres:
Porque todo país, toda tierra que vea a
Sus hombres desaparecer de su superficie
Experimentará la decadencia y desolación.

Los niños de Sanéné y Kontron declaran:
El hambre no es nada bueno,
La esclavitud no es nada bueno;
No hay peor calamidad que estas cosas,
En este mundo.
Mientras tengamos el arco y la flecha,
El hambre no matará a nadie en el Mande
Si por casualidad llegara el hambre.
La guerra nunca destruirá la aldea
Para retener a los esclavos;
Esto significa que nadie pondrá de ahora en adelante
el bocado en la boca de su compañero
Para conseguir su venta;
Ninguna persona será maltratada en Mande
Ni condenado a muerte,
Por ser hijo de un esclavo.

Los niños de Sanéné y Kontron declaran:
La esencia de la esclavitud se ha extinguido hoy en día
“De un muro a otro,”
De una frontera a otra de Mande;
Los tormentos nacidos de esos horrores
Desaparecerán a partir de este día en Mande;
Qué horror el hambre! Un hambriento ignora
Toda la vergüenza, toda restricción.
Qué terrible sufrimiento
Para el esclavo y el hambriento,
Especialmente cuando no disponen
de ningún recurso.
El esclavo es despojado
En todo el mundo de su dignidad.
La gente de nuestro pasado solía decir:
“El hombre es un individuo
Hecho de carne y hueso
Médula y nervios,
De piel cubierta de pelo y cabellos
Se alimenta de comida y bebida”
Pero su alma, su espíritu vive de tres cosas:
Ver lo que quiere ver,
Decir lo que quiere decir,
Y hacer lo que quiere hacer.
Si una de estas cosas
Le falta al alma,
Ésta va a sufrir,
Y seguramente se marchitará. ”
En consecuencia.

Los niños de Sanéné y de Kontron declaran:
Ahora todo el mundo cuenta con su persona,
Todo el mundo es libre de sus actos,
En cumplimiento de lo “prohibido”
Por la ley de su país.
Este es el juramento de Mande
Dirigida a los oídos de todos.

Traduccion en Frances: Profesor Youssouf Tata Cissé.

Fuente : http://modibokeita.free.fr/histoire.html


Warning: A non-numeric value encountered in /homepages/11/d353199042/htdocs/htdochis/wp-content/themes/HistoriaAF_3/includes/wp_booster/td_block.php on line 997