“La Filosofía y Opiniones” de Marcus Garvey

DISERTACIÓN EN EL HOMBRE

El hombre como individuo que esta capacitado para formar su carácter, domina su propia voluntad, dirige su propia vida y moldea sus propios finales.

Cuando Dios puso dentro de las fosas nasales del hombre el respiro de la vida, lo hizo una alma viviente, y colocó sobre él la autoridad del Señor de la Creación. Él nunca quiso decir que el individuo debía descender al nivel de un peón, siervo, o un esclavo, sino que siempre debería ser un hombre en completa posesión de sus sentidos, y con el más verdadero conocimiento de si mismo.

¿Pero cuán cambiado se ha convertido el hombre desde la creación? Lo encontramos hoy divididos en diferentes clases, el imbécil inútil, el esclavo dependiente, el siervo y el maestro. Estas diferentes clases nunca fueron creadas por Dios. El creó al HOMBRE. Pero este individuo ha retrogradado tanto, que ha hecho imposible considerarlo un verdadero hombre.

Dentro de lo que le concierne a la raza negra, podemos encontrar sólo pocos hombres reales que estén a la altura del más alto propósito de la creación, y debido a esta falta de humanidad en la raza, nos hemos estancado por siglos y ahora nos encontramos en el comienzo de la gran escalera humana.

Después de la creación, y después de que al hombre se le diera posesión del mundo, el Creador le cedió toda autoridad a su señor, excepto aquella que era espiritual. Toda esa autoridad que significaba la regulación de los asuntos humanos, sociedad humana, felicidad humana fue dada al hombre por su Creador, y el hombre, por esto, se convirtió en maestro de su propio destino, y arquitecto de su propio hado.

En el proceso del tiempo encontramos que sólo un cierto tipo de hombre ha podido hacer bien en la creación de Dios. Los encontramos construyendo naciones, gobiernos e imperios, así como también grandes monumentos de comercio, industria y educación (estos hombres dándose cuenta del poder dado a ellos, ejercieron cada pedazo de éste para su propio bienestar y para su posteridad) mientras, por otra parte, 400.000.000 de negros quienes demandaban la común Paternidad de Dios y la Hermandad del Hombre, se han caído tan completamente, como para hacernos hoy los siervos y esclavos de aquellos quienes se conocen plenamente a si mismos y han tomado el control del mundo, que fue dado a todos en común por el Creador.

Yo deseo recalcar a los 400.000.000 miembros de mi raza que nuestras fallas en el pasado, presente y del futuro serán a través de nuestros defectos que nos conoceremos y nos daremos cuenta de las verdaderas funciones del hombre en esta mundana esfera.

DIVINO DESGLOSE DE LA TIERRA

Dios Todopoderoso creó a todos los hombres por igual, así sean blancos, amarillos o negros, y para cualquier raza admitir que no puede hacer lo que otros han hecho, es arrojar un insulto al Todopoderoso quien creó a todas las razas por igual, en el principio.

El hombre blanco no tiene derecho de camino a esta tierra verde, tampoco los hombres amarillos. Todos nosotros fuimos creados señores de la creación, y así seamos blancos, amarillos, marrones o negros, la Naturaleza quiso un lugar para todos y cada uno.

Si Europa es para el hombre blanco, si Asia es para los hombres marrones y amarillos, entonces seguramente África es para el hombre negro. El gran hombre blanco ha peleado por la preservación de Europa, las grandes razas de hombres amarillos y marrones están peleando por la preservación de Asia, y 400 millones de negros deberán derramar, si se necesita, la ultima gota de su sangre para la redención de África y la emancipación de la raza en todas partes.

EDUCACIÓN

Aprender de todo lo que vale la pena aprender. No para estar hacinados con la materia del libro o de la filosofía del salón, sino para almacenar en tu cabeza tales hechos que necesitas para la aplicación diaria de vida, para que puedas entender en todas las cosas para tus compañeros, e interpretar tu relación con tu Creador.

Puedes ser educado en alma, visión y sentimiento, así como también en mente. Ver a tu enemigo y conocerlo es una parte de la completa educación del hombre; para regular espiritualmente a uno mismo es otra forma de la educación más alta que forma al hombre para un lugar mas noble en la vida, y además, para acercarse a su hermano por el sentimiento de su propia humanidad, es una educación que suaviza las enfermedades del mundo y nos hace amables profundamente.

Muchos hombres fueron educados fuera del salón escolar. Es algo que dejas afuera, no completamente introducido. Eres una parte de eso, porque es natural; es latente simplemente porque no lo desarrollaras, pero Dios crea a cada hombre con quien a sabiendas o sin saberlo lo posee—esa es la diferencia. Desarrolla a los tuyos y te conviertes tan grande y lleno de conocimiento como el otro compañero sin siquiera entrar al salón de clase.

POBREZA

Un estado infernal para estar. No es una virtud. Es un crimen.

 

Para el pobre, es estar hambriento sin posible esperanza de comida; estar enfermo sin esperanza de medicina; estar cansado y adormecido sin un lugar para apoyar la cabeza; estar desnudo sin esperanza de vestirse; ser despreciado e incomodo. Ser pobre es ser un sujeto ideal para el crimen y el infierno.

 

El hombre hambriento roba pan y por esto rompe el octavo mandamiento; por su estado rompe todas las leyes de Dios y el hombre, y se convierte en insignificante. En pensamiento y profundidad el pobre codicia los bienes de su vecino; incómodo como esta, busca la esposa de su vecino; para él no hay ningún otro camino que el pecado y la muerte. Ese es el camino de la pobreza. Nadie quiere ser pobre.

 

LA EVOLUCIÓN Y EL RESULTADO

La evolución nos trae cambios que a veces nos hace fallar en reconocernos incluso después de un lapso de siglos.

 

Cuando la gran raza blanca de hoy no tenía ninguna civilización propia, cuando los hombres blancos vivían en cuevas y eran contados como salvajes, esta raza de nosotros se jactaba de una maravillosa civilización en los Bancos del Nilo.
Podría sonar bien para algunos Negros decir que nacieron aquí o allá, y ellos no intentan ir a ningún otro lugar sino donde vieron la luz del día. Pero déjenme decirles a ustedes, el mundo es pequeño y la humanidad en los muchos y varios grupos de raza, esta creciendo cada día.
Una raza que tenía diez millones hace cincuenta años, tiene hoy sesenta millones. Una raza que tenía treinta millones hace cincuenta años, tiene hoy noventa millones; ¿Cuántos habrá mañana y el mundo sigue igual sin crecer? ¿Que pasará a través de la multiplicación de todos estos variados grupos de razas, de aquellos que están en el poder, de aquellos que son fuertes, aquellos que tienen a su comando las fuerzas de la naturaleza, a través de las cuales ellos pueden explotar al débil y terminantemente explotarlo? ¿Qué te pasara a ti, débil y no preparado, cuando el fuerte se convierta en más numeroso incluso cuando el mundo permanezca en su tamaño actual?
Ah, si lo deseas pero piensas bien en el futuro y comparas las posibilidades de ese futuro con los hechos del pasado llegarás a la conclusión que no hay otra salvación para el Negro sino a través de una África libre e independiente.
Mientras geográficamente hablando el mundo siempre ha estado en sus divisiones naturales como lo conocemos, y mírala, aun, políticamente hablando, el mundo ha cambiado, y todavía esta cambiando. Ayer teníamos el Imperio Romano, teníamos el Imperio Greco, incluso antes teníamos los Imperios Cartaginiano, el Asirio y el Babilónico. ¿Qué ha sido de ellos? Estos se han ido en el olvido del pasado, debido al progreso humano, debido al desarrollo de ciertas razas en contra del estancamiento de otras; pero incluso ayer teníamos también el Imperio Alemán; teníamos el Imperio Ruso; teníamos el Imperio de Austria y Hungria. ¿Dónde están ahora? Estos también, están viajando hacia el olvido del pasado. Hoy tenemos el gran Imperio Francés, el Imperio Británico y otras grandes sociedades. ¿Permanecerán?
Ah, yo no creo, debido a que la evolución y progreso humano trae cambios, y en los cambios ningún hombre puede decir que pasará mañana como en contra de lo que existe hoy. Por esto, le digo a los cuatrocientos millones de negros del mundo, prepárense para la mejor vida, la vida de libertad, industrialmente, educacionalmente, socialmente y políticamente.

 

Fragmentos extraídos del Libro Filosofía y Opiniones de Marcus Garvey documentado por su esposa Amy Jacques-Garvey en New York City, 23 de Febrero de 1923.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here