Los origenes africanos del hombre: De Lucy a Toumaï

Con sus 3,2 millones de años, Lucy ha sido durante mucho tiempo la más antigua representante conocida del linaje humano. Sin embargo, ahora ha perdido esa condición en favor de Toumaï, cuyo cráneo fue descubierto en Chad en el año 2001 y cuya antigüedad se estima alrededor de 7 millones de años. Un fósil cuyo descubrimiento está cargado de implicaciones y de controversias paleontológicas.

El linaje humano

Como todos los estudiantes saben en la actualidad, el hombre no desciende del mono,  pero son primos. Esto significa que hace varios millones de años los simios y los humanos tuvieron un antepasado común. Estos últimos, luego evolucionaron en diferentes direcciones, una de ellas dando el linaje humano, las otras dando a los chimpancés, gorilas, orangutanes.

Al principio se pensaba que el hombre se había separado de los monos y que después estos últimos se fueron diferenciando. Gracias a los métodos llamados de clasificación filogenética, ahora sabemos que la separación se produjo de forma más gradual.

El árbol filogenético muestra en particular que los simios más cercanos a nosotros son el chimpancé y el bonobo, y también que son más cercanos a nosotros que el gorila, pues éste último se separó antes. Después de los análisis de biología molecular, la separación entre el hombre y el chimpancé se habría producido aproximadamente hace unos 5 a 6 millones de años.

La teoría del East Side Story

Para explicar la divergencia entre el hombre y el chimpancé, el famoso paleontólogo Yves Coppens popularizó en 1982  la teoría conocida como del East Side Story. Esta teoría describe la aparición del linaje humano como consecuencia del cambio climático que tuvo lugar en un área específica: la parte más oriental de África del Este.

Hasta la fecha, es un hecho que todos los fósiles humanos más antiguos (casi unos 3000!) se encuentran en esta región, que está limitada por una formación geológica llamada el Gran Valle del Rift. El siguiente mapa muestra la posición así como los principales lugares de descubrimientos de fósiles humanos: Etiopía, Kenia y Tanzania.

El Gran Valle del Rift es un límite inestable entre dos placas tectónicas, y su evolución fue responsable del desarrollo de muchas formaciones naturales como la de los Grandes Lagos Victoria y Tanganica, o el Monte Kenia y el Kilimanjaro.

Yves Coppens sugirió entonces que hace varios millones de años, el hundimiento del Gran Valle del Rift estableció un límite infranqueable para las especies, así como una barrera climática: un bosque húmedo  en el oeste y una sabana seca en el este. De acuerdo con la teoría del East Side Story, la necesaria adaptación a este cambio climático en el Este del Gran Galle del Rift fue la que habría dado lugar a la aparición del linaje humano, especialmente el bipedismo, más adaptado a las condiciones alimentarias exigentes de la sabana.

El descubrimiento de Toumaï

Pero el 19 de julio de 2001 un equipo dirigido por el paleontólogo francés Michel Brunet encontró en Chad, África Central, varios huesos fósiles, incluyendo la parte de un cráneo [1]. El equipo llamó a este fósil “Toumaï”, que significa “esperanza de vida” en lenguaje Goran.

Después de un cuidadoso análisis de la morfología del cráneo de Toumaï, el equipo concluyó que éste comparte con el hombre una serie de características que  conducen  a vincularlo con nuestro linaje. Uno de estos caracteres es un foramen magnum desplazado hacia adelante, una característica de la estación bípeda.

Utilizando dos métodos diferentes de datación, los autores estiman su edad en aproximadamente 7 millones de años. Por lo tanto, a Toumaï accede al codiciado título del representante de nuestro linaje más antiguo, y su actualización “tiene el efecto de una bomba nuclear en el entorno de la paleontología”, según palabras de Dan Lieberman de la Universidad de Harvard.

Agitaciones y controversias

Si Toumaï es un hombre y tiene 7 millones de años, cuestiona entonces la fecha estimada de la divergencia hombre-chimpancé. Esta sería forzosamente anterior a 7 millones de años, donde antes las estimaciones la colocaban más bien en unos 5 ó 6 millones de años.

Toumaï cuestiona también la teoría del East Side Story. De hecho, ha sido descubierto en el Chad, por lo tanto muy al oeste del Gran Valle del Gran Rift (véase más arriba el mapa). Esto significa que, contrariamente a la explicación de Yves Coppens, el surgimiento de la especie humana no se habría hecho de manera limitada a la parte oriental del África Oriental.

Yves Coppens fue también uno de los consignatarios de la publicación original sobre Toumaï, aceptando el reto de su explicación. No fue el caso de toda la comunidad científica! De hecho, varios paleontólogos de renombre han tomado posición en contra de la elección del equipo de Michel Brunet de clasificar a Toumaï como un miembro del linaje humano [2], considerando que Toumaï probablemente fue más bien un simio antepasado de los actuales gorilas.

Como ocurre a menudo en la historia de los grandes descubrimientos, el debate entre los científicos en ambos campos está animado. Sin embargo, los autores que cuestionan la labor del equipo de Michel Brunet  probablemente no están exentos de otros motivos: antes del descubrimiento de Toumaï, eran ellos los que tenían el récord del fósil humano más antiguo! (Orrorin, descubierto en el año 2000 en Kenya)

Mis conocimientos limitados evidentemente no me permiten  formarme una opinión sobre esta cuestión, pero para los interesados​​, la controversia científica y los argumentos de ambos grupos están muy bien expuestos en la página de Wikipedia dedicada a Toumaï, en el espíritu de neutralidad propia de nuestra enciclopedia favorita.

Bibliografía:

http://sciencetonnante.wordpress.com/2011/04/04/aux-origines-de-lhomme-de-lucy-a-toumai/

[1] M. Brunet et al., A new hominid from the Upper Miocene of Chad, Central Africa, Nature 418, p145 (2002)

[2] M. Wolfpoff et al., Sahelanthropus or Sahelpithecus ?, Nature 419, p581 (2002)

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here