Ndatte Yalla Mbodj de Waalo, la Reina Resistente

Senegal-reine-du-waloCuando los franceses llegaron a Senegal en 1855 para colonizar, la primera fuerza de resistencia que encontraron fue una mujer. Su nombre: Ndaté Yalla Mboj.

Mientras que en Francia la ciudadanía de las mujeres no se reconoció hasta 90 años después, no extraña que los franceses se sorprendieran al descubrir que esta mujer con bello rostro y corpulenta estuviera a la cabeza de un gran ejército. Para entender la historia de esta mujer de valentía absoluta, es necesario recordar quien fue su familia.

Ndaté Yalla procedía de la familia Tédiek, una familia que se enriqueció durante su largo reinado acumulando riqueza y armas a través de intercambios con los franceses. Tengase en cuenta que en aquellos días, los gobernantes de los reinos wolof senegaleses llevaban el título de “Brack”, y las madres y hermanas de los gobernantes eran llamadas “Linguères”. Las linguères podrían suceder a los soberanos y algunas dirigentes tener su propio ejército.

A la muerte del Brack Quli Mbaba Diop en 1816 su prima Linguère Fatim Yamar Khouriaye Mbodj le sucedió y decidió elegir como marido a Amar Fatim Borso Brak de Waalo. Era la primera vez que una Linguère fue también la esposa de un Brack. Las Linguères estaban preparadas para gobernar a su pueblo, política y militarmente. Fueron entrenadas en la profesión de las armas y sabían cómo defender el mismo Reino en ausencia de los hombres. Los acontecimientos de Nder son el mejor ejemplo:

El Martes de Nder

El Martes, 07 de marzo 1820, el Brack se encuentra en la ciudad de St. Louis para recibir tratamiento en compañía de altos dignatarios de su corte. Los guerreros de los dos estados vecinos, los Moros, aprovecharon su ausencia para atacar la capital, pero retrocediendo rápidamente en contra de la respuesta de un grupo de mujeres valientes, armadas hasta los dientes y dirigidas por la propia Fatim Yamar. Cuando los guerreros derrotados vuelven a casa, su orgullo les empuja a regresar y superar a estas mujeres valientes. Esta vez, el ejército femenino no se enfrenta a los hombres, la Linguère y sus compañeras prefieren quemarse vivas en lugar de enfrentarse al deshonor. Fatim Yamar decide escapar con sus dos hijas de 10 y 12 años,  Djeumbeut y Ndaté Yalla, a fin de perpetuar su linaje. Educadas en la guerra, las dos chicas dirigiran más tarde el reino.

Ndaté Yalla fue la última soberana de Waloo. Sucedió a su hermana Djeumbeut justo después de la muerte de esta última el 1 de octubre de 1846. Dirigió el Reino con puño de hierro y representaba una verdadera una amenaza y una verdadera fuente de problemas para los colonos franceses a los cuales resistió con firmeza.

Normalmente, cuando los franceses firmaban acuerdos con el pueblo Wolof, sólo figuraban los nombres de los Brack. Pero el año en que Ndaté Yalla ascendió al trono, figuró la firma de una mujer, y esta era la suya. La soberana impresionó tanto a los franceses que ellos se lo permitieron, sin darle más importancia a otros Bracks de los reinos Wolof. Incluso sucedió que las cartas enviadas al gobernador llevaban la firma de Ndaté. Sin embargo, Ndaté Yalla no se dejó engañar, sabía mostrar inteligencia y vigilancia ante las propuestas de los ocupantes. Escribió lo siguiente dirigiéndose al administrador Faidherbe el 23 de mayo 1851:

“El propósito de esta carta es para informarle de que la Isla Mboyo pertenece a mi familia desde mi abuelo hasta mí. Hoy en día, no hay nadie que pueda decir que este país le pertenece, es sólo mío”.

Ndaté se consideraba la única gobernante del Reino de Waalo. Desafiará a los franceses durante su reinado y les librará una serie de feroces batallas. En 1847, reclama el libre paso de la población de los Saraokés que suministran ganado en la Isla de St Louis. En su carta al gobernador, escribió lo siguiente:

  “Somos nosotros los que garantizamos el paso de los rebaños en nuestro país, por esa razón cobramos una res por cada diez y no aceptaremos nunca otra cosa que esa. St Louis pertenece al Gobernador, el Kayor al Darnel y Waalo al Brack. Cada uno de estos líderes gobiernan su país a su antojo

Ndaté no dudará en saquear los alrededores de St. Louis y amenazar al Gobernador verbalmente o por escrito. Los franceses reclamaron un reembolso por los daños causados ​​por los saqueos, pero Ndatté lo rechazó categóricamente y con orgullo. Así, al final acabó haciendo valer sus derechos en la Isla de Mboyo y la Isla de Sor (actual ciudad de St. Louis).

El 05 de noviembre 1850 Ndaté prohíbe todo el comercio en los remansos de su dependencia y lleva a los franceses al extremo de lo que pueden soportar. Faidherbe ordena una batalla contra las tropas de Waloo que esta vez lucha contra el poder tecnológico del enemigo.

Después de derrotar a Ndaté Yalla, Faidherbe lleva a su hijo Sidya , que sólo tení diez años a St. Louis para inscribirle en la escuela de los rehenes. Lo que Faidherbe ignora es que el niño ya ha recibido una educación similar a la que había recibido su madre. La reina ya inculcó a su hijo un sentido de orgullo nacional y un espíritu de estratega a una edad temprana. El niño será enviado a la Escuela Imperial de Argel en 1861, y dos años más tarde, solicitará a Faidherbe el regreso a Senegal. este último lo aceptará y bautizará al jovencito como León y se convirtió él mismo en su padrino.

Sidya sólo tenía 17 años cuando la colonia francesa le dio el mando del cantón del Nder. Sorprendentemente, el joven se negó. Como nacionalista iniciado por su madre, Sydia decide desafiar a los franceses. Se deshace de todo lo que ha aprendido de los europeos para volverse con las tradiciones de su pueblo y llevar la ropa tradicional. El hijo de la reina llevaba las trenzas de Thiédo, que conocemos más comúnmente como los dreadlocks. Jura que no hablará más el idioma de los colonos ni llevará sus ropas.

En noviembre de 1869 Sidya dirige un levantamiento general contra los franceses causando grandes bajas en el lado de las tropas francesas. Será, sin embargo, acosado constantemente por la administración colonial y cuando llega a Lat Dior para alcanzar un frente de liberación nacional, es traicionado por sus guerreros que lo enregan al Gobernador Valere en San Luis el 25 de diciembre de 1875.  Sydia fue deportado a Gabón en 1876, donde murió en 1878, a la edad de 30 años.

Qué recordar de Ndaté Yalla Mboj? Una soberana, una luchadora, una resistente, una madre y educadora. Y eso es exactamente lo que los senegaleses celebran hoy en día de la Reina Ndaté Yalla Mboj, figura emblemática de la resistencia colonial en Senegal, una Reina y Heroína de África.

Nedobandam.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here