Santos griegos de paso por las escuelas de África negra

platonGrecia está, con sus científicos y filósofos considerada como el pozo de la sabiduría en el mundo de hoy, pero si se mira más de cerca nos damos cuenta de que en realidad es un alumno del antiguo Egipto.

Llama la atención que casi ningún sabio egipcio haya sobrevivido. En cambio, casi la totalidad de sus seguidores griegos han pasado a la posteridad atribuyéndose invenciones y descubrimientos de sus maestros egipcios anónimos. Esto es lo que se desprende de los pasajes de Jámblico precedentes, y los escritos de Herodoto, refiriéndose a Pitágoras, que se hacía pasar por el inventor de las ideas de su maestro “. Cheikh Anta Diop – Anterioridad de las Civilizaciones negras. Este es un enfoque comparativo de la evolución del conocimiento del antiguo Egipto y Grecia.

TALES DE MILETO : (- finales del siglo VI a principios del siglo VII Antes de Cristo)

Hasta el 2550 los Egipcios negros dominaban los fundamentos para la construcción de las pirámides (geometría, trigonometría y astronomía). Todos estos marcadores que les permitieron estar en el tiempo y en el espacio. Es sólo entre el año 650 y 540 que se empieza por primera vez a hablar de geometría en Grecia, a través del conocimiento de Tales, antiguo alumno de los sacerdotes egipcios. Después de haber sido educado en Egipto, regresó con conocimientos aplicados desde el año 2300 por los egipcios, el agua es el origen de todo (nombre del océano primordial) y la importancia del alma (la metafísica del Ka y el Ba ). Es con Neiloksenos matemático negro egipcio, que aprende a medir la altura de una pirámide sobre su sombra. Y, por último, es con los astrónomos egipcios que aprende a calcular la llegada de un eclipse solar.

ANAXIMANDRO: (del 610 al 547 AD)

Originariamente a la cartografía griega, los egipcios por su parte ya hacían sus cartas con comentarios muy precisos desde el 1100. Es con su amo Thales que aprende la Maat a la que llamó “La justicia y la razón”, y el agua el origen de todo (nombre océano primordial). Esta concepción egipcia también fue compartida por su alumno Anaxímenes de Mileto.

SOLÓN de Atenas (del 640 al 558 AD)

El legislador y el arconte (primer magistrado) aprendieron las leyes y filosofía en Sais con el sacerdote egipcio Sonchis. Encontramos confirmación en el primer libro de Heródoto: “(…) Vimos llegar a Solón. Ese filósofo que está en las oraciones de sus compatriotas atenienses, un cuerpo de ley, viajó durante diez años. Se embarcó con el pretexto de examinar las maneras y costumbres de las diferentes naciones, pero en realidad fue para evitar ser forzado a derogar cada una de las leyes que él había establecido, porque los atenienses no tenían el poder, se comprometió con juramentos solemnes a observar durante diez años las normas que posteriormente les daría. Así Solón salió de Atenas por esta razón, y para aprender las costumbres de los pueblos extranjeros, primero fue a Egipto, a la corte de Amasis, (…) ” Es también en Egipto donde descubrió la práctica de la recaudación de impuestos, que luego se aplicaría en Atenas. Con la sabiduría aplicada de la Maat, los egipcios sabían ya sobre el 2780 las bases esenciales que se ponían en práctica en su vida diaria. (Vea Los Máxims de Ptahhotep).

PITÁGORAS de Samos: (del 590 al 530 AD)

Fue a Egipto bajo las recomendaciones de su maestro Polícrates. Estudió durante 22 años. Este matemático griego fue alumno de los sacerdotes en Memphis, pero también en Tebas y Heliópolis con el sacerdote Oinouphis. Tuvo que aceptar el circuncidarse para poder entrar en las zonas sagradas de algunos templos. De su enseñanza, creó el pitagorismo, que se basó principalmente en las prácticas y las instituciones religiosas egipcias. Muy buen estudiante, también se inició en los misterios de los templos egipcios. Como Thales y muchos otros eruditos y filósofos griegos, Pitágoras se interesó por la metempsicosis (el paso del alma de un cuerpo a otro). Plutarco dice al respecto: “No hubo ninguna diferencia entre los textos jeroglíficos y la mayor parte de los preceptos pitagóricos” De vuelta a Egipto, se convirtió en el creador de la filosofía simbólica, sus conocimientos matemáticos se basaron en el conocimiento del matemático egipcio negro Ahmose. También aprende la escala diatónica que había creado el flautista e inspector musical Khufu-ankh, sobre el año 2450 durante el reinado del faraón negro Ouserkef (Dinastía V).

HERÁCLITO de Éfeso (del 540 al  80 AD)

Al igual que sus predecesores, reconoce los principios de Nun, la reencarnación y el destino del alma después de la muerte. Estudiante en Heliópolis, la ciudad del gran Dios Ra, se introdujo en el misterio del Dios del sol, el fuego divinizado, del renacimiento perpetuo y todas las fases registradas del dios solar (Khepri – Ra – Atum). Aprendió también los misterios del Nilo y su Dios Hapi.

EMPÉDOCLES de Agrigento (del 490 al 438 AD)

Estudiante y admirador de Pitágoras, transmitirá a su regreso de Egipto, los principios opuestos del bien y del mal en su lucha cósmica, representada por los dioses Osiris y Seth. Difundirá con sus discípulos los cuatro elementos esenciales de la creación (agua, fuego, tierra y aire). Describe el Nun (océano primordial) como una forma primitiva y el futuro del universo.

ANAXÁGORAS de Clazomenae: (del 500 al 428 AD)

Este filósofo turco instalada en Grecia, también será un estudiante de los sacerdotes egipcios. Aprenderá el Nombre materialidad sutil, el Demiurgo Ra y los elementos cósmicos.

PLATÓN: (del 427 al 347 AD)

Fue con Sekhnuphis sacerdote en Heliópolis y con Khnuphis en Menfis que se formó. Vivió en Egipto, 13 años en la que va aprendió la filosofía y la ciencia sacerdotal. De vuelta a Grecia, intentó en vano igual que sus predecesores difundir la sabiduría de Egipto, pero fue odiado por los Helenos. Platón aprendió de los egipcios que todas las formas de arte (música, pintura …) eran supervisadas ​​por los sacerdotes para garantizar el buen funcionamiento de los acontecimientos. Esto permitió la difusión en un marco social y moral.

Tal controversia tuvo la presencia en Egipto de Platón, que está confirmada por su discípulo Dermodore de la siguiente manera: (…) entonces (Platón) fue a Syrene, con Theodoro el matemático, y de su casa en Italia, a casa de Philolaos y Éurito, ambos Pitágorenses, luego en Egipto en casa de los profetas (…)

Es bueno tener en cuenta que al no tener la tradición de la sabiduría perpetua, los griegos no podían pretender ser la fuente de muchas materias (derecho, filosofía, las matemáticas, la medicina, etc ..). Los egipcios sí,  ya que todavía vemos en algunas tribus africanas negras donde siempre han sabido por la tradición oral y escrita y educan a sus jóvenes conforme a ella, para a su vez se siga perpetuando el conocimiento tradicional.

La mayoría de los filósofos griegos y los estudiosos reconocen, y sin dificultad, que se han educado en Egipto. Fue a partir de la esclavitud que la historia de África se falsifica para no conceder ninguna civilización ni conocimiento al hombre negro.

“Uno se siente irresistiblemente llevado a pensar que se trataba de tan reales y sólidos conocimientos que tales hombres eran buscados en los santuarios egipcios.” De E Rouge.

Nedobandam.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here