General_History_of_Africa_Volumes

El conocimiento como afirmación de los derechos humanos.

 

Interesa volver a mediados del siglo pasado para comprobar la perfecta consonancia entre el proyecto de la Historia General de África y las razones del propio origen de la UNESCO, creada en la postguerra, período en que se produce la escisión del mundo en dos grandes bloques y de la Guerra Fría, así como de las luchas por la liberación de los pueblos africanos contra los poderes coloniales europeos.

La UNESCO surgía a fines de 1946 como la Organización del Sistema de las

Naciones Unidas dedicadas a la construcción de la paz por medio de la educación, la ciencia y la cultura. En sus primeras décadas de existencia, la Organización apuesta firmemente en la idea de que un mayor conocimiento acerca de otras civilizaciones y culturas guiaría a la humanidad hacia la comprensión del origen de los conflictos, del prejuicio y de la segregación racial y, por tanto, a las condiciones para la paz. Sin embargo, el debate político ha venido demostrando la necesidad de hacer hincapié en la relación cultura desarrollo para transformarla en una estrategia capaz no sólo de permitir la expresión y la convivencia de ideas, sino sobre todo de constituir identidades y afirmar los derechos humanos.

En este contexto, las naciones africanas recién independizadas expresan su anhelo ante la UNESCO de tomar la palabra y narrar una nueva historia de su continente, rompiendo así con la perspectiva raciológica y eurocéntrica vigente hasta ese entonces.

En 1964, la UNESCO asume el reto de elaborar y publicar la Historia General de

África y, para su consecución, procede por etapas, las que dan comienzo por la documentación y planificación (1969-1971) y culminan con la creación de un

Comité Científico Internacional para asumir la responsabilidad intelectual del proyecto y dirigir toda la producción de su contenido, el que finalizará a inicios de la década de 1980.

Una labor de gran envergadura: estudiar todo el continente, pero ahora desde su interior. La idea, por lo tanto, era hallar un nuevo punto de vista basado científicamente cuyo objetivo, era alumbrar una nueva historia que estuvo comprometida durante siglos por la visión de los viajantes, colonizadores y aventureros que lo recorrieron atendiendo a intereses exógenos.