kurukan Fuga
La gran puerta que simboliza la entrada al lugar de la carta de Kurukan Fuga. En cada lado está representado maani, que significa el ser humano en la cosmogonía bambara y mandinga.

La carta Kurukan Fuga, Carta Constitucional del Imperio de Malí

En este entrada descubrimos la declaración de Kurukan Fuga o la Carta de Mande. Ésta es la primera declaración de los derechos humanos, declarada el año 1236 en Kurukan. La carta Kurukan Fuga es un conjunto de decisiones y recomendaciones tomadas por la asamblea de los Aliados que Sundiata Keita, emperador de Malí, convocó después de la victoria de Kirina contra las fuerzas de Soumaoro Kante en el año 1236. Constituiyó la ley fundamental que sirvió de base para el imperio creado por Sundiata Keita.

No fue hasta 1998, casi ocho siglos después, cuando se redescubrió… casi por accidente. Tradicionalistas mandingas y comunicadores modernos de Burkina Faso, Guinea, Malí y Senegal, reunidos en un seminario, trabajaron para la protección del patrimonio oral africano. Durante una noche, los griots de la ciudad de Kankan (Guinea) recitaban los elogios de Sundiata Keita. Los comunicadores modernos no se equivocaban: los maestros de la palabra declaraban las leyes estatales aprobadas por el emperador de Malí y sus compañeros durante la asamblea de Kurukan Fuga.

Estos “djélis”, partidarios de la tradición oral, jurados, declaraban uno tras otro todo lo que sabían, ignorando lo que el siguiente iba a decir después. Un total de 44 artículos fueron expuestos de esa manera. Se restauró la gran cadena de la oralidad.
Si algunos artículos nos parecen hoy totalmente obsoletos (a pesar de casi 800 años), otros resuenan extrañamente a la luz de la actualidad: “Toda persona tiene derecho a la vida y a la preservación de la integridad física “,” la vanidad es un signo de debilidad y la humildad es el signo de la grandeza “,” Nunca causes daño a los extranjeros “…

Debido a esta tradición oral, la Carta del Mandén, proclamada en Kurukan Fuga, fue inscrita en la Lista representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco en 2009.
Pone como principio el respeto por la vida humana, la libertad individual y la solidaridad. Afirma la oposición total al sistema de esclavitud que se había vuelto corriente en África occidental. La abolición de dicho sistema fue uno de los logros más importantes de Sundiata Keita y del Imperio de Malí.

El Código, que incluye 44 leyes, gira en torno a cuatro puntos básicos:
– El respeto a los derechos de la persona humana
– La prevención de los conflictos
– La igualdad entre los sexos
– La defensa del medio ambiente.

En este sentido, y para una mejor comprensión, cabe desarrollar aquí algunos enunciados de la Carta vinculados a estos cuatro puntos:

Representantes de la Mande autentico y sus aliados se reunieron en 1236 en Kurukan Fuga (Círculo actual de Kangaba) después de la histórica batalla de Kirina, y adoptó la siguiente carta para gobernar la vida en el gran conjunto Mandingo.

El Rey Naré Maghan Soundiata fue rodeado para la ocasión en la tribuna por 4 Jefes de Tribus:
– Siby Kamandjan Camara, rey Camara non Herrero;
– Tabon N’Gana Fran Camara, Jefe de los reyes Herreros;
– Fakoly Koroma;
– Faouly Tounkara, el hermano pequeño de Néma Moussa Tounkara.

Organización

Artículo 1: La Sociedad del Grand Mandé se divide en dieciséis
grupos de arqueros, cinco clases de marabouts, cuatro clases de Myamakalas, una clase de siervos. Cada uno de estos grupos tiene una actividad y un rol específicos.

Artículo 2: El Nyamakala debe decir la verdad a los Jefes, ser sus consejeros y defender con la palabra las reglas establecidas y el orden en todo el reino.

Artículo 3: Los Morikanda lolu (las cinco clases de marabouts) son nuestros maestros y nuestros educadores en el Islam. Todos les debemos respeto y consideración.

Artículo 4: – La sociedad se divide en clases por edades. Al frente de cada uno de ellos se elige un líder. Son de la misma clase de edad las mujeres y hombre nacidas durante un período de tres años consecutivos.
Los Kangbès (clase intermedia entre jóvenes y viejos) deben ser invitados a participar en la toma de decisiones importantes sobre la sociedad.

Artículo 5: “Cada cual tiene derecho a la vida y a la preservación de su integridad física. En consecuencia, toda tentativa de arrebatar la vida al prójimo será castigada con la pena de muerte”.

Artículo 7: “Quedan instituidas entre los Mandingos la sanankuya (parentesco de bromas) y latanamannyonya (pacto de sangre), en consecuencia, ninguna diferencia entre los grupos establecidos debe degenerar, el respeto del otro es la regla”.

Artículo 14: “No ofendáis nunca a las mujeres, nuestras madres”.

Artículo 16: “Las mujeres, además de sus ocupaciones cotidianas, deben participar en todas las tareas de gobierno”.

Artículo 37: “Fakombé es designado jefe de los cazadores”.
Fakombé, ancestro mítico de los cazadores, cofradía de la que salen todos los reyes del Mandingo, incluido el propio Sunyata, es pues declarado divinidad tutelar encargada del campo: “el campo es nuestro bien más preciado, cada uno está obligado a protegerlo con vistas a la felicidad de todos”.

Artículo 38: “Antes de hacer fuego en el campo, no mires hacia el suelo, levanta la cabeza hacia la copa de los árboles para ver si llevan frutos o flores”.

Importantes consideraciones que junto a otras treinta y ocho conforman el espíritu y la letra de esta Carta Constitucional del Imperio de Malí La carta de Kurukan Fuga ocupa un lugar relevante entre las obras orales africanas no por su extensión sino por su influencia en tanto que expresión del pensamiento africano, de la sabiduría de los antiguos. Comparte ya rango entre los códigos y otras constituciones que han expresado con fuerza los derechos humanos y los principios democráticos… La carta es un documento mayor. Para no haber sido una ley escrita, no por ello ha marcado menos la vida de las poblaciones del Imperio de Malí. Muchas de sus leyes se han convertido, debido a su uso, en costumbres, en imperativos que informan las actitudes de las gentes del pueblo.

Carta de Mande, el juramento de los cazadores, la primera declaración de los derechos humanos.

El Juramento de los Cazadores, texto oral muy anterior a la Carta de Kurukan Fuga, entre otras cosas, dice:

El Mande se basa en el entendimiento y la armonía, el amor, la libertad y la fraternidad. Esto significa que no puede haber ningún tipo de discriminación racial o étnica en Mande. Este fue el significado de nuestra lucha. Por lo tanto, los hijos de Sanené y Kontron se dirigen a las doce partes del mundo y, en nombre de todo el Manden, hacen la siguiente proclamación:

Los hijos de Sanéné y Kontron declaran:
Toda vida humana es una vida. Es cierto que una vida parece existir antes que otra vida Pero la vida no es “más antigua” Más respetable que la otra vida Al igual que una vida no es mejor que otra vida.

Toda vida es una vida, cualquier daño hecho a una vida requiere reparación.
En consecuencia :
Que nadie perjudica de forma gratuita a su vecino,
Que nadie maltrate a su prójimo.
Que nadie martiriza a su prójimo.

Que cad uno cuide de su vecino,
Que hijo respeta a sus padre,
Que cada uno eduque a sus hijos como debería.
Que cada uno “mantiene”, satisface las necesidades de los miembros de su familia,

Que cada uno cuide el el territorio de sus padres, por país, región o pueblo. También debemos escuchar a los hombres. Porque “cualquier país, cualquier tierra que viera desaparecer a sus hombres se volvería nostálgica de inmediato. “

El hambre no es algo bueno, ni la esclavitud es algo bueno, no hay peor calamidad que estas cosas en este mundo.

Mientras tengamos el carcaj y el arco, el hambre no matará a nadie en el Manden, si por casualidad el hambre abunda;
La guerra nunca destruirá pueblos, nadie detener prisioneros para esclavizar. Esto significa que nadie colocará ahora el bit en la boca de su compañero para vender.

Nadie va a ser golpeado, y mucho menos condenado a muerte, porque él es hijo de un prisionero.

La casería de esclavo se ha acabado en todo el Mande, de una frontera a otra.

La redada está prohibida a partir de este día en Manden.
Los tormentos nacidos de estos horrores se han acabado a partir de este día en el Manden;

¡Qué prueba, qué pesadilla!
Especialmente cuando el oprimido no tiene recurso. El esclavo no tiene consideración; ninguna parte en este mundo.

“Hombre como individuo, hecho de hueso y carne, médula y nervios, cubierta de pelo y cabello, se alimenta de alimentos y bebidas. Pero su “alma”, su espíritu vive de tres cosas:
– Ver lo que quiere ver,
– Decir lo que quiere decir.
– Y hacer lo que él quiere hacer;

Si solo una de estas cosas le faltara el alma humana, sufriría y seguramente desaparecería.
Como resultado, los cazadores declaran:
– Cada uno dispone de su libertad y de su personalidad
– Cada uno es libres de actuar,
– Cada uno dispone de los frutos de su trabajo,
Tal es el juramento del Manden.
Que se integra todo el mundo

Traduccion en Frances: Profesor Youssouf Tata Cissé.